Proyectos de investigación

Acción Política

La urbanización influye las modalidades y la naturaleza de las relaciones sociopolíticas de tres maneras. Primero lugar, la urbanización cambia la arquitectura institucional del poder político. Los largos apuestos urbanos (infraestructuras y servicios públicos, gestión de la violencia, especulación inmobiliaria, gestión de la diversidad, vulnerabilidad enfrente las catástrofes naturales y a los riesgos sanitarios, etc.), están ahora prioritarios sobre la mayoría de los agendas políticos nacionales e internacionales. La mayoría de los Estados han empezado importantes descentralizaciones institucionales, y también reformas sobre la gobernabilidad metropolitana. Las modalidades de elaboración de las políticas públicas ahora pasan más y más por una perspectiva territorial y transversal, al viso de una localidad en su totalidad, en lugar de un sector de actividad único. Las reivindicaciones de la sociedad civil pasan frecuentemente por las ciudades (sobre todo, en movimientos alter-mundialistas, pero también en los “rebeldes” y las acciones “terroristas”). Segundo lugar, la urbanización cambia los modos de vida de los ciudadanos, y eso es la hipótesis que nos posamos, provoca una nueva lógica de acción política. Por mucho tiempo, la tomada de decisión política ha sido concebida como un cálculo de los costos y beneficios de las consecuencias consideradas. Pero, la acción es frecuentemente mucho menos estratégica, porque resulta de una fuerza de impulsión más que de planificación. Podemos pensar en los manifestantes en Atenas en diciembre de 2008. Los destellos de las primeras manifestaciones eran la frustración contra un abuso de parte de la policía. La sucesión de los acciones muestran que eran muy inspiradas por su lado impredecible. No sabían dónde todo eso era para llevarlos, y tan poco quien es exactamente el enemigo (el Estado, pero también todas otras formas de autoridad difundidas). Esta lógica de acción urbana apoyase sobre las interdependencias propias a la ciudad, sobre la “cultura del emergencia”, desarrollada por los jóvenes (sobre todo, los más excluidos – ver Pedrazzini y Sánchez, 1998), sobre la necesidad de arriesgarse, sobre la experimentación y el aprendizaje de la movilidad. Esta una lógica de acción política, quien no solo está percibidle por las motines, pero también en decisiones del gobierno. Por ejemplo, el código de colores, de verde hasta rojo, para alertar los ciudadanos sobre la intensidad de la amenaza terrorista, está concebido sobre el principio de que las reacciones de la gente enfrente de esta estimulación afectiva están imprevisibles (Massumi, 2006). También, si los pasajeros están informados que el codo en Estados Unidos está ahora “naranja”, por ejemplo, a los puntos de seguridad de los aeropuertos, ellos puedan reaccionar de varias maneras : pánica, exasperación, indiferencia. Una tal política visa las emociones de la populación, y no a su racionalidad. Nunca nos explican cuál es la amenaza, solo están estimulando el miedo. Tercero lugar, la urbanización, un poco como la modernidad, produciría una nueva ontología que podría llamarse la urbanidad. La urbanidad transformaría la manera cuya la gente concibe el mundo. Las referencias culturales propias a la ciudad (tal que las relaciones a la velocidad, al incertidumbre, a la movilidad, a las estimulaciones sensoriales), puedan difundirse al exterior de las ciudades, y volverían elementos característicos de la época actual. 

La reflexión del VESPA sobre el tema de la acción política está presentada sobre varios terrenos, principalmente en Hanói, Paris, Toronto, Bruselas y Montreal.

Comparando la gobernanza metropolitana Comparing metropolitan governance in transatlantic perspective : Toronto, Montreal, Paris, and Frankfurt, Conseil de recherche en sciences humaines du Canada (CRSH), sous la direction de Roger Keil, avec Stefan Kipfer et Pierre Hamel.

Este proyecto porta una mirada comparativa sobre la gobernabilidad metropolitana en cuatro largas ciudades, cuales son Montreal, Toronto, Paris y Fráncfort.

La pregunta de investigación principal está estructurada en dos tiempos : 1) ¿En qué medida los conflictos y la cooperación entre actores locales están articulados en termos de gobernabilidad metropolitana ? 2) ¿Las prácticas de los actores locales implicados en la gobernabilidad metropolitana están parecidas en las cuatro ciudades de la estudia, y eso, a pesar de las diferencias en las culturas políticas ? En otros termos, ¿existe o no una convergencia en las prácticas de gobernabilidad metropolitana ? Estas cuatro ciudades están enfrente desafíos muy parecidos : 1) crecimiento económico y demográfico, 2) suburbanización y nueva distribución de las funciones residenciales y de transportes, y 3) transformaciones institucionales y políticas. En este contexto, ¿cómo los actores locales consideran la gobernabilidad metropolitana ? A partir de entrevistas con funcionarios, universitarios, políticos y militantes asociativos, analizamos las representaciones que los actores se hacen sobre la región metropolitana. Hablamos de investigar sobre las representaciones, porque no estudiamos el proceso de organización de las programas, pero más la manera cuya los actores describan los problemas creados por este contexto de transformación ; así ellos elaboran soluciones, y defienden sus acciones. Nuestras preguntas se interesan principalmente sobre los sectores de la vivienda y los transportes.

 

Para más información »

La integración de los inmigrantes en Montreal y en Bruselas : Eliminar la desconfianza y construir nuevos espacios de confianza

Este proyecto explora la trayectoria de asociaciones comunitarias que trabajan en los barrios estigmatizados de Montreal y de Bruselas : Parc-Extension y Cureghem. Socializados en el espíritu del movimiento progresista de la década de 1960, los trabajadores sociales han evolucionado, sin embargo, en su relación con las autoridades locales. Ellos operan no tanto según la lógica de la emancipadora pero más bien según la lógica de la incorporación social. Esto ha aumentado su papel en el mantenimiento del orden. En Bruselas, los nuevos “empleos urbanos” (de camarero en bicicleta a trabajador de la calle) dan a la asociaciones comunitarias más recursos para generar empleos. Sin embargo, ante la constante llegada de inmigrantes, los trabajadores sociales son menos en sintonía con las necesidades, las aspiraciones y formas de hacer de los residentes que pretenden “ayudar”. En Montreal, la elaboración del trabajo comunitario en términos de problemas de salud ha cambiado las relaciones con los “clientes”. En el doble contexto de la reestructuración de la gobernanza local – que busca acercar las organizaciones comunitarias a las autoridades locales así como profesionalizar-las – y la diversificación étnico-cultural, la acción de los trabajadores sociales tiende a cambiar más hacia la conformidad social que de la emancipación.

VESPA en 360 Noticias




04.2012 | Reportaje de Marilena Liguori

Come tu ciudad : “ Toronto a la Cart ” y la promoción de la diversidad etno-cultural

Desde un punto de vista demográfico, esto parece ser cierto ya que casi la mitad de su población nació en el extranjero y, en la ciudad, se hablan más de 140 idiomas y dialectos. Pero, ¿es sólo la presencia de inmigrantes que transforma la ciudad en “multicultural” ? ¿Qué significa esta autoproclamación para la ciudad de Toronto ?

Para más información »


04.2012 | Espacio Multimedia

Banco de artículos

Boulevard Saint-Laurent, Montréal

Para más información »